El tráiler anterior ocultó los logos de forma poco sutil, en lo que Activision calificó como una “decisión creativa”.

La mala reputación de la que goza Activision Blizzard en estos momentos, derivada de los graves casos de abusos y discriminación por los que el estado de California les denuncia, llevó a los responsables de Call of Duty: Vanguard a desmarcarse de la compañía hace unas semanas. Como recordaréis, el primer tráiler del nuevo Call of Duty ocultó el logo de Activision de forma poco sutil y precipitada, en lo que la compañía luego justificó como una decisión creativa de Sledgehammer Games. Y se ve que la creatividad les duró dos días, dado que ahora vuelven a mostrar los logos.

Como habréis visto en el reciente tráiler del multijugador de CoD Vanguard -y si no, en VGC se han percatado de ello por los demás- el estudio norteamericano ha decidido volver a mostrar el logo de Activision en los materiales del juego. Un cambio de un vídeo para otro, que destaca precisamente por lo repentino que ha sido. Recordemos que, si bien Activision justificó su ausencia en el primer tráiler como “una decisión creativa”, la impresión general fue la de un juego que intentaba desmarcarse de su compañía ante su mala imagen actual.

Call of Duty: Vanguard

Y de la misma manera, el regreso del logo de Activision podría nacer del simple hecho de que los fans les pillaran in fraganti cuando los ocultaron, dado que esto incrementó las críticas hacia el juego y la compañía. Por ahora, ni Sledgehammer ni Activision Blizzard se han pronunciado acerca de este giro de 180 grados en sus materiales promocionales. Con una carta contra la directiva firmada por más de 2.000 empleados, así como protestas y duras críticas por parte de los aficionados, parece que Activision Blizzard está intentando achicar el agua sin tapar los agujeros de su barco.

A raíz de la demanda del estado de california, sus trabajadores organizaron una huelga en agosto que desembocó en la dimisión del presidente de Blizzard, así como la de otros directivos de la compañía de World of Warcraft. Por su parte, el CEO de Activision Blizzard, Bobby Kotick, trató de calmar los ánimos con un comunicado oficial sobre los abusos, aunque la falta de medidas reales, y la contratación de un bufete con un conocido historial antilaboral, ocasionaron que sus empleados prometieran seguir la lucha contra la directiva.